29.11.09

Mi debilidad EL

No es tu verdadero amor y lo sabes, pero reconoces honorablemente que sos capaz de cualquier cosa por EL.

Aparece en tu camino en el momento menos pensado y, luego de agradecerle al Todopoderoso por su existencia, te preguntas con qué objetivo llegó a tu vida. Después de mucho tiempo, tus planetas se alinearon y en el fondo sabes que su oportuna presencia terminará alterando el equilibrio Zen que habías logrado.

Si bien te prometiste una y otra y otra y otra vez no volver a caer en las garras de uno de su especie, ingenuamente confías en que esta vez puede ser diferente, pero no, claro esta!

Desde el momento que subís la barrera para que entre en tu vida, caes en un pozo ciego, muuy ciego, un pozo tan ciego que no se ve nada de nada!
De un momento a otro, dejaste de ser la protagonista de tu vida y todo pasa a depender de, por y para EL.

Tus horarios se adaptan a sus tiempos, las salidas se organizan de acuerdo a sus ganas. Pecarías pasándote la maquinita si llama para verte esa misma noche, cancelarías una salida, que estás organizando hace meses, si existe una posibilidad de verlo. Lo acompañarías un fin de semana al campo por más que seas alérgica al pasto, a los insectos o AL CAMPO MISMO!!!
Le perdonarías cosas que no perdonas a nadie, ni a tu propia sangre!!

Hasta que un día reaccionas. Necesitas recuperar tu independencia, TU VIDA!! Te convences de que no va más. Charlas con vos misma cuando viajas en el tren, haciendo la cola del supermercado, mientras subís o bajas en un ascensor. Te explicas reiteradamente por qué el no es bueno para vos. Lo comprendes e incluso lo aceptas, cuando de pronto, sin previo aviso, un gesto de él, por más mínimo que sea, vuelve a tumbar la estantería. Tiras por la borda todas las teorías analizadas y el caos vuelve a apoderarse de tu alma.

El tiempo de felicidad, no es en absoluto proporcional al tiempo de locura y sufrimiento que te genera, pero cuando se trata de EL todo vale!

5 comentarios:

Señorita A. dijo...

Y pasa... pero una va aprendiendo (felizmente) a que "Soy feliz contigo" es muy diferente a "Soy feliz por ti". Saludos.

Carlitat dijo...

Genial Car! me encató tu Blog SOY TU FAN amiga!!! jajaja

María Eugenia dijo...

Buenisimo Amiga!!

mony dijo...

Hola
me encanto
besos
Monica

Nina Abrevaya dijo...

Si te invade la felicidad, vale!

Después, si es el amor de tu vida o no, lo dirá el tiempo. Mientras tanto, comprender que lo que importa es vivir lo que está sucediendo en el momento, que es lo realmente verdadero ;)

besos carlis!